Reelección es sinónimo de corrupción

ANGEL MARIA

Históricamente las modificaciones constitucionales se han producido. Mayormente, para favorecer a un sector que detenta el poder, y esto ha significado sobornar para aprobar. Las mas recientes, la de Hipolito en el 2002, y luego la de Leonel en el 2010, ambas, caracterizadas por el deseo irrefrenable de beneficiar a sectores malsanos. Ahora, Danilo quiere reeditar esas modificaciones, para hacerse un cambio que le permita repostularse. Para esto tiene que sobornar con millones de pesos del erario público a cientos de legisladores cómplices de la corrupción de los últimos años de gobierno en la rep. Dominicana.

El vigente art. 124 de la constitución es el que prohíbe la reelección presidencial, luego de haberse quitado el nunca jamás. Esto implica que todos los presidentes quieren hacer sus propias interpretaciones de los articulados institucionales para servirse en demasía, en perjuicio siempre de los sectores populares y la clase media atormentada. Lo grave de todo esto es que la constitución no podrá modificarse sino existe previamente la convocatoria del referendo probatorio del que habla el art.272 de la carta magna, pues lo que esta en juego es el derecho y deber de votar que el art.208 de la constitución le reconoce a todo ciudadano. por lo que solo el 50% mas 1 de los electores, que sobrepasando el 30% votaren con un si o un no se pudiera modificar la constitución de la republica como quieren los sectores oficialistas…

Si no hay referendo aprobatorio no hay reelección.

 Dr. ANGEL MARIA-BIDO.

Abogado