Guillermo Caram: El crecimiento de la producción agropecuaria ha sido más bajo después de las visitas sorpresas que antes de ellas

GUILLERMO CARAM

En un tweet del “ministerio” Administrativo de la Presidencia publicado en @maprerd el 17/6/19 el gobierno reconoció que las visitas sorpresas que realiza el presidente Medina lo que hace es sembrar “los campos de sueños y esperanzas”; no de realidades como debe ser un gobierno caracterizado por ejecutorias y realizaciones concretas. 

Textualmente el tweet dice lo siguiente: “Cada domingo el presidente @danilomedina siembra los campos de sueños y esperanzas, con las #VisitasSorpresa. ¡Entérate de más! Haz click en el link bit.ly/2Gp4rRk

#SomosMapre.

Para demostrar que esas visitas no pasaron de “sueños y esperanzas” acudimos a la “Serie homogénea del PIB por sectores de origen. Valores corrientes e índices de volumen encadenados referenciados” que aparece en el portal electrónico del Banco Central de la República Dominicana dentro de las Estadísticas->Sector Real->Cuentas Nacionales; tomando la parte correspondiente al Sector Agropecuario que es donde se concentran las visitas sorpresas.

Esta serie contiene la evolución del Índice de Producción en volúmenes físicos, en pesos-volúmenes, no en valor en dinero en RD$pesos o US$dólares, para de esta manera eliminar la influencia de los precios para medir la evolución efectiva de la producción.

Al examinar dichas series para el sector agropecuario concluimos que después de instituidas las visitas sorpresas, el incremento del índice del volumen de producción del PBI agropecuaria es un 30% más bajo que cuando no existían las visitas sorpresas; lo que demuestra que dichas visitas no han tenido un impacto positivo en la producción agropecuaria sino negativo, tal vez por el efecto que causan por el déficits fiscal que ellas provocan que termina provocando un aumento de la tasa de interés para los productores agropecuarios en general.

Como las visitas sorpresas se instituyeron al asumir posesión el presidente Medina en el 2012 y tomando las cifras más recientes disponibles que corresponden al trimestre Enero-Marzo del 2019, procedimos a comparar los índices de los siete años de gestión del presente gobierno con el comportamiento de la misma variable durante siete años antes que el presente gobierno asumiera la conducción de la cosa pública.

Después de instituidas las visitas sorpresas, el índice de volumen del PBI agropecuario aumentó de 131.8 que existía en enero- marzo del 2012 a 165.6 en el presente 2019 para un aumento del 25.6% en 7 años.

Mientras que durante los 7 años que precedieron la institución de las visitas sorpresas, del 2005 al 2012, siempre comparando el primer trimestre del año, el índice de volumen del PBI agropecuario se había incrementado un 36.6% al pasar de 96.5 en 2005 a 131.8 en 2012.

El incremento del índice de volumen del PBI agropecuario fue pues, después de las visitas sorpresas, un 30% (25.6/36.6) más bajo que antes de existir dichas visitas; con lo que queda demostrado que las mismas no han tenido impacto positivo en el PBI agropecuario nacional, sino que, como admite el gobierno, solo han servido para sembrar, “sueños y esperanzas”. No realidades