Disminuyen las lluvias en gran parte del país.

Onamet

La activa onda tropical Beryl se alejó del país, dando paso a una masa de aire menos húmedo y cargado de partículas de polvo del Sahara, por lo que no se prevé actividad de precipitaciones importantes, y las que se produzcan serán chubascos dispersos y aisladas tronadas sobre puntos esparcidos de las  regiones  noreste, sureste, cordillera Central y zona fronteriza.

Pese a la reducción de las lluvias, el Centro de Operaciones de Emergencia (COE) mantiene bajo alerta meteorológica a unas 22 provincias por el riesgo de inundaciones urbanas y rurales, deslizamientos de tierra así como crecida de arroyos ríos y cañadas.

En alerta amarilla permanecen las provincias Santo Domingo, San Cristóbal, San Pedro de Macorís, La Romana, La Altagracia, El Seibo, Monte Plata, Hato Mayor, Sánchez Ramírez, Monseñor Nouel, La Vega, Duarte, San José de Ocoa y Monte Plata.

En alerta verde están Peravia, Azua, Barahona, Santiago, Espaillat, María Trinidad Sánchez, Hermanas Mirabal y Samaná.  

De acuerdo con el pronóstico de la Oficina Nacional de Meteorología (Onamet), para mañana jueves, las partículas de polvo dominaran el ambiente meteorológico del país, y se prevén escasas precipitaciones en gran parte de la geografía nacional.

En la provincia Santo Domingo habrá nubes dispersas y sol siendo parcialmente nublado en la tarde, según Onamet.