Diputado de Baní renuncia del PRD

DIPUTADO RAMIREZ

SANTO DOMINGO. El diputado Santo Ramírez informó esta mañana su renuncia “firme e irrevocable” del Partido Revolucionario Dominicano (PRD) para ser coherente de no apoyar nunca las primarias abiertas, “porque aumentan el clientelismo, el costo de los procesos internos, costos adicionales a la Junta Central Electoral y fomentan el caos y la anarquía a lo interno de los partidos políticos”.

En carta dirigida al presidente del partido, Miguel Vargas Maldonado, y a Héctor Moscat, presidente del comité municipal Ramírez afirma: “Como no estoy de acuerdo con las líneas trazadas por el partido anuncio al país, a la provincia Peravia, al pueblo de Baní, y a la militancia del Partido Revolucionario Dominicano, la dolorosa, firme e irrevocable decisión de renunciar de las filas del Partido Revolucionario Dominicano, no así a seguir luchando apegado a los ideales del Doctor Peña Gómez”.

En la sesión del jueves de la Cámara de Diputados se mantuvo junto a los representantes de los partidos Revolucionario Moderno y de la Liberación Dominicana y otros que trataron de hacer el quórum para conocer la Ley de Partidos.

Texto de renuncia.

Desde niño me inserté en el quehacer político, militando a la edad de 14 años, en el Frente Estudiantil Flavio Suero (FEFLAS), brazo estudiantil del Movimiento Popular Dominicano (MPD), desde ahí participamos de manera activa en los procesos de lucha que libró la juventud de pensamientos progresistas en contra del llamado gobierno de los 12 años.

En el año 1979 decido pasar a las filas del Partido Revolución Dominicano, como simple militante de un comité de base. Mientras iba ascendiendo a los puestos de dirección del partido, sufría con dolor, los conflictos internos del mismo, que provocaron grandes divisiones como fueron la del año 1990 entre el Doctor José Francisco Peña Gómez y el Licenciado Jacobo Majluta, pero la más dolorosa de todas fue la última y más grande de su historia que trajo consigo la formación de otra organización política, sin embargo, nunca abandoné las filas de mi partido, siempre con la esperanza de una recomposición política, cosa que se logró en todas las anteriores y que no ha sucedido con la última, debido a la falta de voluntad de sus principales dirigentes que prefieren ver convertido el partido en una organización visagra, antes de llegar a un entendimiento con sus verdaderos orígenes; en mi dilatada, leal y firme militancia política de 39 años en las filas del PRD nunca me imaginé abandonar dicha organización.

Sin embargo los últimos acontecimientos políticos, como son la de apoyar una ley de partidos que contemplan las primarias abiertas, olvidando que ese método de selección de candidatos fue parte de las causas de la última crisis que trajo consigo la reducción del partido a los niveles donde hoy se encuentra; decisión que entra en contradicción con la última convención que realizó el Partido Revolucionario Dominicano, ya que esta se hizo con delegados por organismos y que fue anulada por el Tribunal Superior Electoral.

Todos estos pasos dado por el partido en vez de fortalecerlo lo seguirán reduciendo a su mínima expresión, demostrando incoherencia entre lo que dicen y lo que hacen.

En tal sentido siendo coherente con mis ideales, no apoyo ni apoyaré nunca las primarias abiertas, porque aumentan el clientelismo, costos de los procesos internos, costos adicionales a la Junta Central Electoral, el caos y la anarquía a lo internos de los partidos políticos.

Como no estoy de acuerdo con las líneas trazadas por el partido anuncio al país, a la Provincia Peravia, al pueblo de Baní, y a la militancia del Partido Revolucionario Dominicano, la dolorosa, firme e irrevocable decisión de renunciar de las filas del Partido Revolucionario Dominicano, no así a seguir luchando apegado a los ideales del doctor Peña Gómez, siempre al lado de los compañeros y compañeras, que han sido olvidado por la alta dirección del partido, el fortalecimiento de la democracia y el mejoramiento del nivel de vida de nuestro pueblo.