Aeropuertos de Constanza y Montecristi aportarían al turismo y la agropecuaria

Alejandroherrera

SANTO DOMINGO. El desarrollo de la República Dominicana no se puede ver al margen del turismo y de la aeronavegación. En ambos aspectos el país conserva un sólido liderazgo en la región.

El 99% de los turistas que arriba a la República Dominicana lo hace por vía aérea, un hecho que las autoridades se preocupan por reforzar con la elevación del nivel de otros tres aeropuertos: Constanza, Montecristi y Cabo Rojo, en Pedernales.

Alejandro Herrera, director del Instituto Dominicano de la Aviación Civil (IDAC) explica los planes en ese sentido, a partir de la siguiente premisa: “La geografía de desarrollo del país está unida al transporte aéreo y al turismo”.

Una de sus metas es ayudar a elevar el nivel de competitividad del transporte aéreo y seguir conectando, con Punta Cana afianzándose entre los principales aeropuertos de la región y Puerto Plata en proceso de franca recuperación.

Además, se trabaja para que el aeródromo 14 de Junio de Constanza se convierta en internacional, en especial para facilitar el transporte de la producción agrícola del Valle de Constanza.

Herrera revela que varias entidades se esfuerzan, para lo que cuentan con el respaldo del IDAC, para habilitar el aeródromo Osvaldo Virgil de Montecristi para la aviación en general y para la de carga.

“Y el Gobierno tiene planes para Cabo Rojo, en Pedernales, que será clave para desarrollar el polo turístico del sur con Bahía de las Águilas como punta de lanza”, asegura.

Al mismo tiempo, se le da vida al aeropuerto María Montéz de Barahona.