El pasado ha demostrado que con las botas en las calles no se desangra la violencia

DANILO CORREA

Por,Danilo Correa

El coronel Miguel A. Román hijo, mediante el decreto 1523 del Poder Ejecutivo, en tiempo de la Era, fue el primer jefe de la Policía Nacional, del 2 de marzo 1936 al 2 de septiembre de 1936), designado por el Sátrapa, Rafael Leónidas Trujillo Molina, con la misma finalidad de que se aplique ¨mano dura¨ a la serpiente de la delincuencia  que había heredado su poder absoluto.

Trujillo sabía que la Policía Municipal, no le garantizaba un control absoluto en el sostén y mantenimiento de su régimen tiránico.  Además  él fue el promotor a principios del1930, de desarmar y desmantelar ese cuerpo civil de hombres armados con una visión noble de cabildo.

Esa bestia necesitaba un cuerpo represivo uniformado y político. Que asaltara en nombre de la Ley el orden público, el decoro nacional, que moje el poco clima de paz que encontró. Y busque supuestamente los culpables del delito, en la población trabajadora, aplicando el proceso investigativo en base a circunstancias, no a un programa educativo y preventivo en beneficio de la tranquilidad ciudadana

Creando así una policía política al servicio de sus crímenes y saqueos del patrimonio nacional. Mas hoy como ayer, solo se persigue y se pisa la cola de los actos de violencias y corrupción, pero la población sabe que  nacen desde el poder, que convierte a los corruptos en ricos y los pobres en pedigüeños.

Sacamos conclusiones de que nuestra de que a pesar que la Policía Nacional aunque fue creada en aquel oscuro vientre tiránico, con la finalidad de garantizar con mano dura, las apetencias desmedidas de perpetuarse ese gobierno de fuerza en el poder. Hoy no podemos afirmar que sigue  fiel a su hilo umbilical, con todos sus errores consideramos que actúa en el marco de este desorden democrático, que vivimos los dominicanos

En aquel sudoroso  silencio, en horrorosas épocas, la policía represiva, respondía a aquellos tiempos vocingleros callejeros de democracia, fue una excusa para enfrentar la ¨violencia¨, tan solo con el ladrido de fusiles y no crear un espacio analítico con la real situación que la generaba, como está sucediendo ahora, en esta cloaca democrática. Pero Hoy se continúa pintando el rostro de la paz, con sangre de inocente o no. deforestando la hermosa geografía del marco democrático

Primer asalto a una firma bancaria:

 El asalto de la sucursal del Royal Bank of Canadá, de Santiago, A las 9:05 de la mañana del sábado 6 de noviembre de 1954, una banda de supuestos delincuentes tocó las puertas de esa entidad bancaria, ubicada en el No.76 de la calle Presidente Trujillo, hoy El Sol, llevándose RD$149,268.00 pesos dominicanos.

Tímidamente se maneja una frustrada hipótesis de poder, de que ahí hubo planificación dudosa, los delincuentes expusieron argumentos de payasos, frente al tribunal  que lo condeno a cumplir condenas carcelarias

Pero alguien con rango militar de la Plaza de Santiago, supuestamente, ordenó para que no siguieran hablando su fusilamiento, aplicándole la famosa ley de fuga trujillista, tan usada hoy en regímenes ¨democráticos¨

Es lamentable que el sistema de gobierno que acoge el sentir de la humanidad  este envejeciente, moribundo y enclaustrado por el mal uso que a diario hacen sus representantes, impostores del nuevo orden democrático, no tienen respuestas a la crisis actual de seguridad ciudadana, barrio seguro, el respecto a la vida, todo se queda en consignas políticas y en el resbaladizo del fracaso. El Partido de la Liberación Dominicana (PLD), fracaso en su intento de confundir las masas

Sin temor a nada Arrodillan, una población juvenil  frente al ocaso del temor a vivir. Este gobierno y su partido PLD, vienen demostrando que no trabajan para el futuro de la Patria, sino, para un equipo de familia, miembro y amigo que creen en  su organización política. Hasta el novedoso evento de la Policía  Preventiva se fue al fondo de la improvisación, y el uso de eso recursos por parte de aquellos Secretarios de Interior y Policías, se invirtieron en el discurso, y terminaron en  bolsillos contrarios

Tenemos que volver obligado a ese tenebroso tiempo desde donde se manejó y cualquieriso el Estado. Nos dejó el sabor amargo de la corrupción y los crímenes excusados, a l ser ajusticiado el tirano, sus familiares se llevaron en el Yate Angelita, la economía de la Patria. Se fueron a disfrutarla a Europa y  otras latitudes. Hoy queremos ser democrático, pero aplicamos viejos conceptos equivacados

Ellos saquearon todo un pueblo, ahí se revela que esta pandemia viene desde  lejos, que la inestabilidad social la promueven y ejecutan inquilinos del reinado. Al trillar el tiempo, han demostrado incapacidad en gobernar bajo un clima de paz.

Esto es así, porque sus programas de gobiernos que son muy sustanciosos y objetivos, recitados en plazas públicas en tiempos de elecciones, hasta ahí llegan las salivas, desde que se juramentan como presidente de la Republica, se convierten en promesas y letras muertas. Este tipo de engaño va acumulando leña y pesimismo en una población desamparada e ilusoria, donde solo se consigue un empleo, si se hace campaña política por un candidato ganador

Jefes policiales de manos duras, que no sofocaron la violencia

Coronel Miguel A. Román hijo, fue jefe de la Policía Nacional.1936

Coronel Luis Homero Lajara Burgos, 17 de junio 1955

Coronel, Ludovino Fernández, P.N. 01 de Junio,1941

Mayor General, Enrique Pérez y Pérez, E.N. 31 Diciembre/1970 al 15/10/1971

General , Ney Rafael Nivar Seijas, E.N. 15/Octubre/1971 al 26/12/1972

Mayor General, Lic. Pedro de Jesús Candelier Tejada, P.N. 27-Febrero-1999 al 08-01-2002

Mayor General, Ramiro Matos Gonzáles, E.N. 08/Enero/1985 al 07/06/1985

Mayor General, José Aníbal Sanz Jiminian, P.N. 20-Mayo-1997 al 27-02-1999

Mayor General, Ing. Rafael Guillermo Guzmán Fermín. (El cirujano) 17-Agosto-2007

GENERAL DE BRIGADA RAFAEL GUILLERMO GUZMÁN ACOSTA. P.N.

              (25-Abril-74 al 8-Mayo-75)

El Mayor General Manuel Elpidio Castro Castillo. 25 de Junio, 2013.hasta 04 de Agosto,2015…Veremos, si logramos la paz con el alma vacía de ira

Con militares y policías pisoteando el clima de libertades, creando un estado de sitio, promoviendo ellos con sus presencias el temor a  la vida, no se fortalece el sistema democrático en que vivimos, y al correr el calendario al viento, nos hemos dados cuentas que con violencia no se viste el traje de la paz, sino aplicando el marco teórico de referencia que señala un régimen democrático y participativo

Auxiliando a la juventud, reformulando programas en los barrios y rompiendo el hacinamiento en los hogares de la familia dominicana, organizando charlas, dinamizando la economía y reconociendo que primero hay que trabajar con la gente, no en construcciones históricas.

Asfaltando la vida de cadáveres, no se frenan los atracos, el crimen, ni la corrupción. Si nos quitáramos la máscara, y comprendiéramos que este sistema político, económico, cultural y social, lo dueño de la vida lo están empujando, a un fúnebre vacío, debido a que  no ha resuelto el problema central de la gran mayoría de la humanidad. El hambre.

Pero lo más simpático es que los programas de gobiernos de todos candidatos a la presidencia del país de cualquier partido, contemplan la manera de impulsar el desarrollo de la comunidad y sociedad, abriendo fuentes de empleos, construyendo espacio de recreación cultural y educando a la familia para un ambiente donde habite la paz no la violencia. Gran utopia. Lo que el viento se llevó.

Hoy nos encontramos con huelgas reivindicativas pidiendo un 5%  en el área de la salud, en la mayoría de hospitales. Así como también paro en el comercio y otras actividades en comunidades barriales y campesinas, pidiendo el suministro de agua potable y el arreglo de calles, aceras, contenes y vías de comunicación.

Esos reclamos populares nacen en  la boca de políticos, son  promesas prometidas a comunidades necesitadas en procesos electorales, de gobiernos irresponsables que de esa manera fomentan la ira y la frustración. Los nubarrones de corrupción y violencia tienen sacos y corbatas. Pero siempre apresan y asesinan  las huellas del incendio

Pero nadie acude a resolver esas situaciones, esto va provocando un estado de ansiedad en la población que libera un marco de violencia y es caldo de cultivo para un espacio iracundo  irreflexivo. ¿y quienes  fertilizan la aplicación de una política excluyente?. Lo que siempre se han repartido la inocencia del voto

Este espacio de incertidumbre que vive hoy la familia dominicana no se resuelve con tirar la guardia, la marina y la policía a patrullar el rostro mísero de los barrios humildes y otros huecos de la Patria, exhibiendo el musculo fosforescente de la muerte, Así no, soplando el viento de nuevas tragedias ciudadanas, piara antidemocrática.

Con esa salida no se disipa el hollín de este fuego que data de muchos holocaustos atrás, debemos todos unidos, crear una cruzada por la paz, y la solidaridad. Donde estén representados los sectores que apadrinan la sociedad, las iglesias, los maestros, las juntas de vecinos, los jóvenes y sus instituciones representativas, universidades, clubes culturales.

Es lumínico que la gente crea  en una salida pacífica promovida por el Estado. No necesitamos una fogata para alumbrar el futuro de la Patria. Sino convocar a todos los habitantes de esta democracia  para construir un clima de Paz y  solidaridad con el dolor.

El autor es periodista